AMEPSO 2018

Asiste a este importante evento internacional en Monterrey, N.L.

Mas Info

¡Participa!

Construyamos juntos un mejor futuro para nuestra profesión

Mas Info

VIII Congreso Internacional

XII Congreso Nacional y I Congreso Internacional de Psicología Copsima. Mazatlán, Sinaloa, Octubre 2018

Mas Info

BIENVENIDO AL SITIO WEB OFICIAL DE LA FENAPSIME

Aquí podrás encontrar toda la información relevante, actualizada

Fenapsime en fotos

GALERIA

Revive todos los eventos importantes de nuestra organización a través de nuestra galería, que actualizamos constamente para compartir todas nuestras actividades con la comunidad.

NUESTROS BOLETINES

MARZO

Ya tenemos en línea el boletín de Marzo.

Recuerda que todo los boletines los podrás consultar en la opción BOLETINES ANTERIORES del menú

EVENTOS REGIONALES

EN TODO EL PAIS

Si quieres estar enterado de todos los eventos relativos a la psicología que se llevan a cabo cerca de tu comunidad, consulta el calendario de eventos que nuestros asociados preparan.

CONOCE LOS DOCUMENTOS DE LA FENAPSIME

Mensaje de nuestro Presidente

Durante muchos años en México los profesionistas vivieron épocas muy favorables; el ser profesionista aseguraba un gran futuro económico y un gran prestigio y reconocimiento social. Al mismo tiempo, considerando la poca generación de conocimientos científicos y técnicos y su lento proceso de difusión, así como la limitada cultura de la calidad del ejercicio profesional, implicaban mínimas exigencias laborales profesionales.

Ser profesionista garantizaba una significativa calidad para la vida del profesionista y para su familia, así como un buen futuro para sus hijos.

A la gran mayoría de psicólogos mexicanos no nos tocó vivir esos momentos de bonanza económica ya que nuestra profesión es relativamente joven, se reconoce como profesión formal a partir del año 1973, y coincidió con el inicio de una serie de crisis económicas recurrentes en nuestro país y que no han terminado. Cuando empezaron a egresar las primeras generaciones de psicólogas y psicólogos, por un lado la ciudadanía no conocía las enormes posibilidades de los aportes que podríamos realizar para resolver sus problemas y satisfacer sus necesidades y, por otro, no existían plazas para trabajar en las instituciones públicas y privadas de salud, de educación, de seguridad pública y de asistencia social, en las empresas, en los clubes deportivos, etc.

Hasta la fecha, aun cuando se han incorporado algunas psicólogas y psicólogos en los mencionados escenarios, existe una enorme necesidad de incorporar más, un lamentable ejemplo lo representa el abandono de los servicios de salud mental (promoción de la salud mental y prevención y atención a los problemas de salud mental, ya no digamos la investigación epidemiológica de la salud mental de los mexicanos) en la totalidad de entidades federativas y que no son fortalecidos con la justificación de que no hay recursos económicos, por solo mencionar una situación. A ello habrá que agregar que las y los psicólogos que tienen la fortuna de tener un empleo formal perciben salarios miserables; de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de la STPS – INEGI, citada por el Observatorio Laboral del Servicio Nacional de Empleo, en 2017 las y los psicólogos percibían un salario promedio nacional de $8,512.00.

Ahora, y sin resolver los rezagos laborales, estamos viviendo nuevas realidades profesionales: mayores exigencias para brindar servicios psicológicos profesionales de calidad y de mayor congruencia ética; para actualizarse profesionalmente en forma continua y certificarse; acceder mayoritariamente a empleos temporales y con mínimas prestaciones; mayores exigencias fiscales; mayores cargas de trabajo y que no favorecen la calidad y eficacia de los servicios profesionales prestados; nulo apoyo de los gobiernos federal, estatal y municipales para promover el desarrollo profesional, entre otras.

Nuestra profesión es sumamente noble, nos permite trabajar para recibir los recursos económicos para satisfacer nuestras necesidades básicas y las de nuestras familias, al tiempo que nos permite aportar para resolver los problemas de nuestros conciudadanos en las distintas áreas de la vida social: salud, educación, trabajo, seguridad pública, movilidad, organización social, etc. y para mejorar su calidad de vida y lograr su bienestar y felicidad.

Llegaron tiempos importantes para nuestro país, nos estaremos jugando nuestro futuro y el de México en los próximos procesos electorales; como ciudadanos deberemos estar muy bien informados y ser muy inteligentes al emitir nuestro voto, pero también como gremio deberemos unirnos y estudiar, pensar y trabajar para contribuir al desarrollo integral de la sociedad y de nuestra profesión. La situación social es verdaderamente crítica, ¡Ya no hay mañana! Hoy deberemos darnos un tiempo para planear como lograremos resolver y revertir estas injustas condiciones de vida para la mayoría.